Del campo a la ciudad

Toda una vida de experiencias y conocimientos

“Cuando uno nace en una familia pobre como yo, es allí donde está la riqueza, porque uno lucha trabajando, superándose, haciendo trabajos por un pan, por una gaseosa; y uno se siente feliz porque lo han premiado”.

Con 79 años de vida, Anibal Mendoza ha sumado experiencias y conocimientos gracias a esa pujanza con la que nace un campesino en esta tierra colombiana. En el campo trabajó en ganadería, aprendió sobre la leche, cómo se cuaja, cómo se saca el queso; a preparar el maíz, hacer bizcochos tolimenses y almojábanas.

Con apenas 23 años, el señor Anibal no se imaginaba todas las vueltas que iba a dar su vida, a esta edad se fue de administrador de una finca en el Espinal (Tolima), lugar donde conoció a una señorita que se convertiría en su esposa, madre de sus 6 hijos (3 hombres y 3 mujeres) y compañera leal en estos 54 años que llevan juntos, su voz al nombrarla es tan suave y esponjosa como una almojábana recién horneada.

Para Cali o Bogotá?

Su mujer le ayudó a tomar la decisión, llegaron a Cali cuando ésta apenas tenía 84 barrios, continuó en su trabajo de administrador de fincas, donde se cultivaba maíz, ajonjolí, arroz, algodón. Y qué mejor para un panadero que conocer la materia prima desde su producción, desde la semilla hasta el resultado final.

Sin embargo, cambió de trabajo, pasó de la agricultura a la construcción, aprendió a “levantar casas” como dice él, y lo hizo por un buen tiempo.

“Lo que no me ha gustado es no tener trabajo” dice el señor Anibal

Dime con quién andas…

Un gran amigo lo animó y asesoró para montar una panadería, y así fue, 19 años después de estar en la ciudad de Cali un 1ro de octubre de 1984, la pastelería y panadería Universal abre sus puertas a las 6 de la mañana, ese día hicieron una gran venta, 2.000 pesos; “ahora 2.000 pesos vale un pan” dice el señor Anibal con algo de humor.

“Con la panadería cuando empezamos, nos levantábamos a las 3:30 de la mañana, descansábamos un ratico al medio día y seguíamos hasta las 9 o 10 de la noche” recuerda el señor Anibal Mendoza

Las primeras nociones de la panadería las tomaría de su madre que trabajaba en el Tolima con grandes hornos de leña, como el empleo de las latas, saber con solo mirar cuando estaba un tostado listo para salir, la preparación de un pan campesino y más.

Y es que cuando el panadero que tenía no llegaba, se valía de todo este aprendizaje primario y el que fue adquiriendo para atender a sus clientes, hacía pan rollo, pan súper

aliñado, pandebono, pan campesino y su esposa ayudaba con la preparación de los buñuelos.

“cuando uno tiene un cambio radical de algo negativo a algo positivo, mi Dios le da el premio que se merece” Anibal Mendoza

34 años cumplirá la panadería, tiene productos propios y tradicionales, el que más consume el señor Anibal es el de 7 granos y el pan integral que lo hacen con harina integral legítima y no le puede faltar al desayuno el buñuelo con café. Con gran orgullo cuenta que sus buñuelos son famosos, y cita a sus clientes cuando dicen “yo como buñuelos en todo Cali pero como estos, solo me los he comido aquí”.

Hay que aprender

“Uno en la vida no puede decir, yo con lo que ya sé, tengo. Porque todos los días hay cambios” afirma el señor Mendoza

Su aprendizaje empírico lo fue perfeccionando, asistió a seminarios, tuvo capacitaciones con técnicos visitantes en la panadería; sabe y entiende que hay que estar preparado y que las cosas van cambiando y es conveniente estar actualizado. Ahora es su hijo Diego, el menor de los hombres quien asiste a los seminarios, pues ahora es el responsable de la administración de la panadería y pastelería Universal, su especialidad, el diseño de pasteles. Pero no solo a él le gusta la panadería, el señor Anibal con voz afable dice de sus hijos que “afortunadamente a todos les ha gustado el arte de la panificación a pesar que no estudiaron para ser panaderos” y que a medida que iban estudiando, iban trabajando en el negocio.

 

Él sigue trabajando a sus 79 años, ahora se dedica a lo que llama “ el equilibrio del negocio”, que consiste en verificar que no hayan desperdicios, que los empleados sean personas serías en sus puestos de trabajo, en procurar una imagen idónea y una excelente atención al cliente.

Panadería y pastelería universal, lo bueno se comparte

Investigue Sabe cuántos barrios tiene Cali en la actualidad?

Pregunte Con qué otro nombre se conocen los bizcochos tolimenses?

Calcule Más o menos cuánto dinero puede corresponder $ 2.000 de 1984 en la actualidad?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.